Actividades

Retiros con Padres de Familia 


Células con Jóvenes

Campamentos con Niñas

 

Voluntariado

Próximos Eventos
  • Por confirmar: Ejercicios Espirituales

  • Por confirmar: Otras actividades

Ingresa tus datos para recibir información
Testimonios - Noticias

Misiones en Uruguay

Constanza

31/03/2017

Me llamo Constanza, para los amigos, Cony. Soy chilena y tengo 20 años. Me gustaría contar una experiencia que he tenido este verano en Uruguay con las cruzadas de Santa María en el mes de febrero. Fui como voluntaria para hacer apostolado entre los profesores de religión de los colegios de la Fundación Sophia, en la que trabajan las cruzadas. ¿Cómo llegué hasta allí? Porque a mí me encanta enseñar a los jóvenes, transmitiéndoles la alegría de la fe. Empecé a conocer a Cristo participando en Pastoral, donde fui descubriendo mi vocación de profesora. Sabía que mi carrera era enseñar, pero no sabía en qué, hasta que un día, estando entre los jóvenes como monitora, me pregunté: «Si pudiera hacer Pastoral y me pagaran por eso… sería la carrera perfecta». Y, cuál no fue mi sorpresa cuando vi que, entre las carreras universitarias, estaba Pedagogía en Religión Católica en la Universidad Católica de Chile. Y me matriculé. Dentro del Equipo Directivo conocí a una cruzada, quien me propuso ir a Uruguay a apoyar a la Pastoral de la Fundación Sophia. Y pronta –como dicen los uruguayos– partí para allá. ¿Qué hice allí? Empecé dando una charla a los catequistas que dan clase de Religión sobre metodología, contenidos, etc. Pero sobre todo, motivándolos a formarse integralmente, pues en

Uruguay no existen instituciones que formen profesores de religión, por ser un país constitucionalmente laicista. Estas charlas las di en Montevideo y también en otras ciudades como Young y Rivera. Además, conocí varios colegios de la Fundación en Montevideo; se trata de colegios católicos muy deficitarios que, gracias a ella han logrado sobrevivir. ¿Qué he aprendido en estos días? Que me debo seguir formando más porque los jóvenes necesitan buenos maestros, testigos de lo que enseñan; que la alegría de la fe no la puedo guardar, sino que debo entregarla con responsabilidad; que a pesar de que Uruguay es un país laicista, hay personas que entregan su vida por la evangelización y tienen esperanza en que el Señor les dará las herramientas para seguir.

Please reload