Familias Berit

Asociación de Familias

El Instituto Berit constituye un punto de encuentro para las familias, un lugar apropiado para

la convivencia y la amistad, un espacio abierto para la actividad creativa, la formación permanente y un vivo sentido de solidaridad, favoreciendo así una conducta

inspirada en el Evangelio

Presentación

 

​El Instituto Berit de la familia es un instituto internacional de estudios, formación, orientación y acción familiar, promovido por las Cruzadas de Santa María. Surge a impulsos del carisma fundacional del Padre Tomás Morales, S.J., impulsor de un movimiento de laicos. Se inauguró en Madrid el 8 de octubre de 1998 y su actual presidenta es Lydia Jiménez, Directora General de las Cruzadas. Como su mismo nombre indica —Berit significa Alianza—, refuerza el sentido originario de la vocación matrimonial haciendo de la vida humana una alianza para la donación y la plenitud. Se propone acompañar adecuadamente a las familias en el proceso de maduración en la vida de fe y en el compromiso con el mensaje del Evangelio, siguiendo las indicaciones del Papa Francisco en Evangelii Gaudium y Amoris Laetitia, en continuidad con el magisterio precedente de San Juan Pablo II y Benedicto XVI.

 

La grandeza de la vocación matrimonial requiere, y más en nuestros tiempos, una profunda preparación, así como una acción pastoral más coordinada y rigurosa. ¿Cómo afrontar un verdadero camino de renovación de la pastoral familiar? Es lo que la Exhortación apostólica Evangelii gaudium califica como auténtica conversión pastoral necesaria para toda la Iglesia (EG 25, 27, 32). Esta conversión está ligada a la misericordia en cuanto “es la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia” (Misericordiae vultus 10).

El Instituto Berit se compromete en la evangelización del mundo a través de las familias, respondiendo de este modo a las reiteradas peticiones de la Iglesia y de la sociedad. La pastoral familiar es una dimensión esencial de toda evangelización. Atento a esta preocupación por la familia, el Santo Padre Francisco ha querido dedicarle dos Sínodos, que han culminado con la Exhortación apostólica Amoris laetitia, y ha instituido el nuevo Dicasterio para los Laicos, la Familia, y la Vida.

Actualmente desarrolla su actividad en varias diócesis de España, de Alemania (Múnich, Bonn), Colombia (Bogotá, Medellín), México (Guadalajara, Monterrey), Chile (Santiago de Chile) y Perú (Lima, Arequipa, Chiclayo). Colabora con universidades e instituciones científicas y culturales, que considera de interés para sus fines, como la Universidad Católica de Ávila (España), en la que existe una Cátedra Berit de la familia, y con la Universidad Santo Tomás de Santiago de Chile.

Espiritualidad

Ofrece una sólida formación espiritual y humana basada en el carisma fundacional del P. Morales y en el Magisterio de la Iglesia. Una espiritualidad al estilo de la familia de Nazaret (cf. Amoris laetitia 30), marcada por una fuerte impronta mariana, y el acompañamiento de las personas en todas las etapas de la vida.

Esta formación espiritual se alimenta de modo especial de los Ejercicios espirituales ignacianos. Como señala el Papa Francisco, los Ejercicios siguen siendo un instrumento muy adecuado para encontrarse con Dios y no conocerlo solo de oídas: "Quien vive los ejercicios espirituales de modo auténtico experimenta la atracción, el encanto de Dios, y vuelve renovado, transfigurado a la vida ordinaria, a las relaciones cotidianas, trayendo consigo el perfume de Dios” (Papa Francisco, Audiencia a la Federación italiana de Ejercicios espirituales, 3-3-2014).

La importancia de la oración en familia es un medio privilegiado para fortalecer la fe (cf. Amoris laetitia 318). Este camino espiritual hace posible la contemplación en la acción, e impulsa a la familia, verdadera “iglesia doméstica” (LG 11), a transmitir la fe y a colaborar en la evangelización, a abrirse en círculos más amplios para alcanzar a toda la sociedad, puesto que esta es su vocación.

Finalidades

Siguiendo la invitación del Papa Francisco en Evangelii Gaudium, el Instituto desarrolla su actividad pastoral en clave misionera, concentrándose “en lo esencial, que es lo más bello, lo más grande, lo más atractivo y al mismo tiempo lo más necesario” (EG 35).

El Instituto se propone las siguientes finalidades:

  1. Facilitar la formación integral de la persona y su desarrollo en el ámbito específico de la vida conyugal y familiar, basada en una educación auténtica sobre el amor y la transmisión de la fe en la familia;

  2. Fomentar el protagonismo activo y responsable de la familia en el compromiso social y educativo (cf. Amoris laetitia 324); hacer de la orientación familiar un medio relevante para acercar nuevas familias al Evangelio, manifestando que la educación de los hijos es un derecho y un deber inalienable de los padres que redunda en una sociedad mejor;

  3. Poner a disposición de las diócesis nuestros centros de asesoramiento y ayuda a las familias, con personas preparadas para impartir formación en los diferentes ámbitos de la orientación familiar;

  4. Colaborar en la acción evangelizadora que realiza la Iglesia, orientada por sus pastores, con la familia como sujeto de la pastoral, acompañándola en todas las etapas y situaciones de su camino.

Actividades

Cursos de preparación al matrimonio

Constituyen una oportunidad para mostrar la belleza de la vocación conyugal, con una adecuada catequesis como preparación específica para recibir el sacramento, y acompañamiento posterior, en todas las etapas de la vocación matrimonial y familiar, principalmente en los primeros años del matrimonio.

El acompañamiento, orientación, y formación para alentar lo que será el núcleo de una nueva familia, es una oportunidad para dar a la pareja los estímulos y los cauces que el Evangelio les ofrece.

Centros de orientación familiar

El Instituto Berit ofrece el servicio de profesionales y expertos de ramas diversas (medicina, derecho, asistencia social, pedagogía, religiosa, educación afectivo sexual, etc.) para prestar la ayuda necesaria, individual o familiar, que son centros con un carácter no solo terapéutico, sino evangelizador.

Esta atención se presta con un estilo personalista, coherente con la visión cristiana del hombre y de la mujer. Es una ayuda positiva al amor conyugal y a la vida familiar. Esta colaboración del Instituto considera tres niveles distintos y complementarios, el informativo, el orientativo y la mediación grupal en conflictos de familia, con gabinetes de orientación familiar al efecto.

Seminarios de formación

Están enfocados a los miembros del Instituto y otras familias que quieran formarse en los temas relacionados con el matrimonio, la familia y la educación, tales como: aprender a amar desde la fe; la familia, entre el don del trabajo y la tarea de la fiesta; la caridad pastoral, corazón de la Iglesia; claves de lectura y aplicación pastoral de documentos del Magisterio de la Iglesia.

Proyección social

Como señala insistentemente el Papa Francisco, la ecología humana implica la exigencia de un entorno que permita el verdadero desarrollo del hombre, un desarrollo integral (cf. Papa Francisco, carta encíclica Laudato si, sobre el cuidado de la casa común (24-5-2015).

El Instituto promueve la atención y el apoyo de las familias con miembros enfermos, ancianos, familias sin recursos, niños sin hogar, etc. Colabora en diversos proyectos sociales, de los cuales destacamos dos:

  • Proyecto Yerbateros, y Lomas de Nocheto (Lima-Perú): catequesis, ayuda social, visita casa por casa, etc.

  • Proyecto Nuestra Señora de Fátima (Chiclayo-Perú): comedor infantil, charlas formativas; programa de alfabetización de jóvenes y adultos.

Contacto 

Instituto Berit de la Familia
E-mail: familiasberit@cruzadasdesantamaria.org