Actividades

Noches de Oración


Retiros Ignacianos - Ejercicios Espirituales para Jóvenes

Recreación en los Alpes

Reuniones con Familias

Reunión de Seminaristas

Encuentros de Sacerdotes

Retiros Ignacianos - Ejercicios Espirituales para Seminaristas

 

Retiros Ignacianos - Ejercicios Espirituales para Sacerdotes

Próximos Eventos
Ingresa tus datos para recibir información
Testimonios - Noticias

Ejercicios Espirituales

Cosima Klügler

02/03/2017

¿Qué decir sobre el silencio? ¿5 días sin decir palabra?¿Totalmente sola? Así pensaba yo cuando oí por primera vez hablar de los ejercicios. Ahora puedo decir que la realidad es muy distinta: en primer lugar recibes al principio de los ejercicios una explicación sobre el silencio que te abre los ojos para entender que no es estar sola contigo misma sino que es ponerse en presencia de Dios para tener un encuentro personal y real con Él. Las meditaciones y las homilías me han proporcionado la materia para mis diálogos con Dios. El miedo a que se me ‘olvidara hablar’ se me pasó rápidamente. El rezo del rosario y de las Horas, la Santa Misa, los cantos litúrgicos, la guía espiritual y la confesión me ofrecieron suficientes ocasiones para ejercitar mi voz. Para mí el silencio ha supuesto una alegría nueva y muy profunda además de un admirarme del amor de Dios. El silencio se convierte por sí solo en algo normal durante los ejercicios, lo recibes como una ayuda y un regalo que aceptas gustosa y agradecida.

Please reload